EL TIEMPO : UN VIAJE SIN RETORNO

Cada vez nos parecemos más al compañero de Alicia, "no tengo tiempo, no tengo tiempo, me va a cortar la cabeza como no llegue a tiempo..."

Esta es la cantinela de cada día, que se oye cada vez, más a menudo.
En realidad el Tiempo, esa variable decisiva en los servicios, ese valor invisible en nuestras vidas, lo despilfarramos como si lo pudiéramos recuperar.
Estamos tan acostumbrados a perder el tiempo que, aún teniendo los recursos adecuados, lo perdemos, no, lo despilfarramos.
En la empresa no se le da valor al tiempo PORQUE NADIE LO HA CUANTIFICADO NI LO CUANTIFICA .
¿Cuánto vale la hora de reunión? ¿ a cuánto está el retraso en las respuestas? ¿Cuánto me cuesta una demora en la entrega? ¿Cuánto vale la desconfianza de la gente? ¿Qué cuesta la falta de respeto por el trabajo de los demás?.
Para hacer el cálculo bien hay que multiplicarlo por dos, es decir, la pérdida de tiempo será la mía y la de la otra persona a la que se le ha hecho perder(en el caso de la reunión el coste se multiplica por tantas personas como haya en la reunión).
COSTE DE TIEMPO = TIEMPO MÍO + TIEMPO2 x Factor Irrecuperable
Si además el Tiempo se aplica en una gestión de servicio, hay que añadir los Costes Emocionales no sólo del cliente interno sino también del cliente externo .
La pregunta es ¿por qué nadie cuantifica la pérdida de tiempo?. Ahora que todo el mundo habla de lo mal que está el mercado y de que hay que ahorrar, podríamos empezar a controlar los insumos.
Ah, y recuerde que no hay una oficina "del tiempo perdido".
+ info sobre LOS COSTES DEL TIEMPO | LOS COSTES EMOCIONALES:
infofutura@telecable.es

1 comentario:

JOGA dijo...

¡Hola! Rosa:
¡Estupenda consideración!

Dicen que el tiempo es oro; y lo dejamos en el camino sin saber muy bien
en manos de quien.
Además de no poder volver a por él; nadie nos dará por el "oro" dejado un interés.

un cordial saludo
JoGa.